Cómo desalar elbacalao

Sano y muy nutritivo, rico en minerales, vitaminas y yodo, el bacalao es un alimento sano y delicioso que puede disfrutarse durante todo el año.

La costumbre de salar el bacalao es muy antigua y la idea era conservarlo durante una mayor cantidad de tiempo para poder trasladarlo de un lugar a otro, teniendo en cuenta que no existía ningún tipo de refrigeración.

Cuando el bacalao es colocado en sal pierde una gran cantidad de agua y por ello el valor nutritivo del mismo es mayor. Pero una vez desalado conserva todas sus propiedades inalterables.

Existen diversas formas de prepararlo, puede hacerse  hervido, frito, asado, con salsa, etc. y todas resultan recetas deliciosas y sencillas de realizar.

Para desalar este tipo de pescado se requiere de un poco de tiempo y existen distintas técnicas para hacerlo, veamos algunas de ellas:

  • Colocar el bacalao en un recipiente con agua durante 24 horas, con la parte de la piel hacia arriba. Cambiar el agua dos o tres veces al día. Si se trata de piezas grandes o el bacalao se encuentra muy seco se dejará en agua unas cuatro horas más haciendo también un cambio adicional de agua.
  • Pasar el bacalao seco por un poco de agua fría y luego cubrirlo con leche y hervirlo, de esta forma la sal se quita más rápidamente. El tiempo de cocción y la cantidad de leche, dependerá del tamaño de los trozos que se desean desalar.
  • Colocar el bacalao en un recipiente y cubrirlo con agua, colocar en el refrigerador por espacio de dos días, sin cambiar el agua. Transcurrido ese tiempo el pescado se habrá hinchado ya que ha absorbido el agua. Se coloca el bacalao en un recipiente limpio y se cubre con agua durante 24 horas cambiando el agua 3 veces durante ese día.
  • Otra técnica es colocarlo toda una noche en un recipiente cubierto con leche y luego pasarlo por agua enjuagándolo bien y realizar la cocción.
  • Cortar el bacalao en trozos o filetes y colocarlos en un colador, que a su vez se introduce en un recipiente grande con agua para que así los trozos no descansen en el fondo de la misma, ya que la sal irá hacia el fondo. Se lo deja 24 horas, luego se enjuagan los trozos y se procede a la cocción.

Foto SXC