Las propiedades de las cerezas

CerezasLas cerezas son el fruto del cerezo, procedente de la ciudad de Cerasonte, Asia Menor. Entre las cerezas, están las variedades dulces y las amargas. Es una fruta especialmente refrescante, de las primeras de la primavera, y se emplea mucho en repostería, preferentemente para la elaboración de pasteles y tartas. Además de ser una fruta riquísima, posee grandes propiedades beneficiosas para la salud. Es una fruta remineralizante, desintoxicante y antiinflamatoria. Es laxante y diurética, gracias a su gran contenido en fibra, agua y potasio. Es excelente para la desmineralización de los huesos, por su aporte de hierro, calcio y vitamina C. Por eso, es muy recomendable para problemas óseos vinculados a la menopausia.

Es una fruta muy atractiva para los más pequeños, con la cual se incentiva el consumo de frutas entre este grupo de edad, a los que normalmente no les hace mucha gracia las frutas. Las frutas tienen un gran contenido en antocianos y ácido elágico, grandes antioxidantes y antisépticos, muy útil para combatir infecciones. Los antioxidantes bloquean el efecto tóxico y nocivo de los “radicales libres” . Por todas estas cualidades, por su sabor, por su textura, hacen de las cerezas, una de las frutas más deseadas entre los paladares.

Además de todo esto, es rica en hidratos de carbono, sobre todo fructosa, si bien su valor calórico es moderado respecto a otras frutas. Tiene grandes cantidades de fibra, que mejora el tránsito intestinal. También tiene una parte de vitaminas en su composición, especialmente, provitamina A y vitamina C. Aunque lo realmente destacable, es su contenido en flavonoides, que es lo que le da el color característico a esta fruta.