La papaya

PapayaLa papaya es un fruto muy semejante al melón, y su nombre original es Carica papaya. Tiene un origen tropical, y procede de México. El fruto tiene formas diversas, dependiendo de la variedad a la que pertenezca. Puede llegar a pesar incluso 8 kilos. Tiene una piel fina y una pulpa muy jugosa y azucarada. En la parte interna de la pulpa, hay numerosas semillas de color negro. Este fruto exótico tiene numerosas aplicaciones, empleadas en todo el mundo.

La papaya es un fruto que puede utilizarse en afecciones intestinales como laxante suave, combatiendo el estreñimiento. Tiene efectos cicatrizantes, promoviendo el cierre de úlceras gástricas, por ejemplo. Elimina los parásitos intestinales y las Amebas, responsables de muchos tipos de diarreas. Posee un alto contenido en Vitamina C, por lo que refuerza el sistema inmunológico. Posee una enzima llamada Papaína, que facilita la digestión y calma el dolor y la inflamación estomacal. Es una enzima similar a las que poseemos para hacer la digestión de las proteínas. Por eso puede ser especialmente beneficiosa para la digestión de carnes y comidas pesadas.

La papaína puede tener efectos calmantes y analgésicos. Por su efecto antiséptico, es muy útil en casos de gastroenteritis, colitis y color irritable. Por otra parte, también tiene efectos sobre nuestra piel: quita las manchas de la piel, mejora los eczemas y facilita el bronceado. Aparte de todas estas funciones, puede tener un efecto alcalinizante, ideal para personas con acidosis. Quitando todas estas buenas razones para tomarla, la papaya es una fruta exótica que está deliciosa y muy dulce que se puede tomar sola, o acompañada en macedonias o ensaladas de frutas.